martes, 21 de noviembre de 2017

UN MUERTO EN LA BARBACOA

El suceso ocurrió hace ya un cierto tiempo, no me acuerdo exactamente cuando fue, pero la cuestión es que pasó. Y como buena gente que sois os estaréis preguntando que pasó aquel día de verano con el sol abrasador dando de lleno.
Y yo, como buena persona que soy también, os contaré a continuación lo que pasó aquel fatídico día de verano.

Hay que remontarse, si mis cálculos no me fallan, en el año 2011, más o menos, cuando me fui de barbacoa con unos amigos. Yo no quería ir a la barbacoa pero mis amigos me convencieron y al final fui. 

- Venga Robert, anímate. Es hora de pasar página y de pasártelo de lujo conociendo gente nueva.
- No quiero ir. Me niego rotundamente. Todavía estoy guardando el luto por la muerte de Marta.
- Robert, no me amarges, ¿cuándo murió Marta?
- Hace dos años ya.
- ¿No crees que va siendo hora de dejar atrás el luto por la muerte de tu novia?
- Te recuerdo que Marta ha sido la única muchacha que me ha comprendido y que me ha ayudado en todo.
- Lo sabemos- respondió mi amigo Carlos mirando al resto del grupo-, pero también sabemos que es hora de terminar con ese luto de dos años ya. No digas nada que te veo venir, en una hora volvemos a por ti. Me da igual si quieres o no quieres, pero... te vienes con nosotros y no se hable más.

Después de esto no me quedó otra que acceder a la petición popular de mis amigos e ir con ellos a esa dichosa barbacoa. Quedamos a las 11.00h de la mañana en el portón de mi casa, así que bajé y esperé cinco minutos que fue lo que tardaron mis amigos en ir a por mi. Conducía Verónica una furgoneta Renault Kangoo de color blanco. En la furgoneta iban la conductora Verónica, el copiloto Carlos; Alfonso, Ruth, Pablo (los tres en los asientos de en medio), y al final íbamos Andrés, Laia y yo. Reconozco que al ver a Laia se me alegró la vista por la belleza que desprendía la chica.

- Hola Robert, ¿qué tal te va?- empezó a hablar la propia Laia.
- Bien. Podría estar mejor pero bien. No me puedo quejar.
- Cuanto me alegro. Robert, después me gustaría comentarte una cosilla que me tiene preocupada.
- Vale Laia, cuando tu quieras me dices aquello que te impide estar tranquila.

Dicho esto nos pusimos en marcha. Tardamos menos de una hora en llegar al lugar de la barbacoa. Al llegar dejamos la furgoneta aparcada al lado de un parque infantil en el que había tres niños jugando al pilla-pilla.

- Seáis todos bienvenidos a mi humilde morada. Robert, ¿cómo te va? Cuanto tiempo sin verte la cara.
- Ahí va la cosa Marc. Bonita casa. Por cierto, darle las gracias a Carlos y a los demás porque son los culpables de que yo esté aquí.

Una vez que Marc nos dio la bienvenida nos dispusimos a preparar todo el material para la barbacoa. Nos dividimos el trabajo. A mi me tocó junto con Laia encender el fuego. Mientras estábamos preparando el fuego, Laia se dispuso a relatarme lo que le impedía estar tranquila.

- Robert, quiero decirte dos cosas.
- Dispara.
- Lo primero: yo se quien mató a tu novia hace dos años.
- ¿Qué coño estás diciendo?-me sobresalté y el nervioso ahora era yo.
- Me explico mejor, hace dos años estoy en el cuerpo de la policía nacional y el primer caso que me tocó asumir fue averiguar quien mató a Marta. 
- Eres poli, ¿cómo no me lo habías dicho? En fin, prosigue. Después te cuento yo otra cosa.
- Pues bien. Después de investigar, llegué a la conclusión de que el culpable del asesinato de Marta, hoy está con nosotros en esta barbacoa.
- ¿Por qué no está en la cárcel pudriéndose?
- Porque consiguió escapar.
- Vaya tela. Sigue.
- El culpable es alguien muy cercano a tu persona y no es Carlos. Y ya he terminado.
- Vale. Y, ¿qué otra cosa querías contarme?
- Que, no se como te lo vas a tomar, pero te quiero.- me dijo Laia un poco avergonzada.
- ¿Cómo crees que me lo tomo? Pues bien, porque me he dado cuenta de que Marta ya no va a volver y en la furgoneta he cambiado el chip al verte.

En ese preciso momento nos besamos por vez primera.

- Entonces eres policía.
- Si. Soy policía. Y tu, ¿no tenías otra cosa que decirme?
- Que estoy pensando en meterme en la policía o en la guardia civil.
- Que ilusión me hace. Podríamos trabajar juntos.

Nos besamos otra vez y después pusimos el fuego. Mientras empezaba a prender la leña no nos dijimos nada.

- Entonces, ¿quien es el culpable de la muerte de Marta? Que quiero saberlo para decírselo a la familia.
- Es el mismo que nos ha abierto la puerta. De echo, en el sótano de la casa tiene otro muerto que todavía no ha sido identificado.
- Qué sinvergüenza. ¿Lo vamos a atrapar?
- Por supuesto. Quiero que lo distraigas para poder llamar a mis compañeros policías para echarnos encima de él.
- De acuerdo. Y, ¿cómo sabes que es el?
- Porque las huellas encontradas en el arma homicida coinciden con las de él.

Después de eso, nos pusimos manos a la obra y por la tarde pudimos atrapar a Marc con un buen puñetazo de mi cosecha. 

- Marc, asesino. ¿Cómo pudiste matar a Marta?
- No te lo diré.
- Pues dilo ahora o juro que te mato aquí mismo.

En ese preciso instante salto Laia diciéndole a Marc:

- Vamos a ver, Marc. Como comprenderás la situación no te beneficia. Todo lo contrario. Gracias a los demás del grupo, te he podido echar el guante después de que escaparas de la cárcel. Elige: hablas aquí o en comisaria.
- Vale. Quiero un abogado.

Dicho esto, Laia se marchó a comisaria con el asesino de mi ex-novia difunta y después de eso, ya no volví a saber nada de Marc. 
Pasó el tiempo y me casé con Laia en la iglesia del Carmen y ahora somos los dos policías y muy buenos policías por cierto.


lunes, 20 de noviembre de 2017

RESEÑA DE ALEÓNTRICA:CÚSPIDE


Buenos días lectores. ¿Qué tal ha ido el fin de semana? El mio ha ido sobre ruedas porque he tenido la oportunidad de presenciar dos presentaciones de libros. La primera presentación a la que fui fue a la presentación de "Rowie, crónica de un vampiro psíquico" de Jan Alan y el sábado fui a la presentación del libro "Mursiyya. El talismán del yemení" de Sergio Reyes.

Y hoy lunes os traigo una nueva reseña. En esta ocasión hablaré de la primera novela del escritor David Árper.

El libro me lo leí en un día porque es un libro fino. No llega ni a las 200 páginas, para ser exactos, el libro tiene 109 páginas.

"Aleóntrica: Cúspide" es un libro muy fácil de leer ya que, David utiliza un lenguaje sencillo y muy comprensible para el lector. Tiene de todo: una organización secreta, policías, guardias civiles, etc.

El libro trata de una pareja en la que la mujer no puede tener hijos. Llega un día en el que la mujer tiene una cita con su ginecóloga y le enseña unas radiografías en las que se observan cosas raras. Posteriormente, para despejarse y antes de irse a casa, la mujer pasa por un bar a tomarse un refrigerio. Estando en el bar entabla una conversación con una persona, la cual le dice que le puede ayudar en su problema y le da una tarjeta. Cuando la mujer le quiere dar las gracias por la tarjeta, la otra mujer desaparece y no es hasta que la primera mujer decide salir del bar para ir a su casa cuando le dan un golpe por detrás y la secuestran.

Cuando el marido va a poner una denuncia por desaparición en la comisaría del pueblo, algunos policías piensan que el culpable de todo el embrollo es él. Mientras habla con la policía y niega las acusaciones de la propia policía, repara en la mesa de una guardia civil, aunque el no sabe que es guardia civil hasta que se la vuelve a encontrar y le cuenta que hace la guardia civil en esa comisaria, que no tiene ordenador y que trabaja con papel y boli.

Para que el hombre pueda recuperar a su mujer, habla con esta guardia civil quien organiza un operativo inmenso. Lo único que os diré de este operativo es que consiguen recuperar a la mujer pero no que es lo que pasa en la sede de la organización secreta. No os lo cuento porque no quiero hacer spoiler del final de este fantástico libro.

Ya me queda deciros que os lo leáis y ya veréis que el libro termina con la sensación de que va a haber más aventuras en el mundo de "Aleóntrica". También deciros que tendremos próximamente la entrevista a David Árper en el blog.

Espero que os haya gustado la reseña de hoy y que disfrutéis con la literatura.

viernes, 17 de noviembre de 2017

ENTREVISTA A ANTONIO GÓMEZ RUFO


Buenos días amantes de la literatura y visitantes del blog SuperLectorAlfa. Para hoy viernes tenemos la presencia de Antonio Gómez Rufo.
Antonio Gómez nació en Madrid allá por el año 1954. En el año 1972 se matriculó en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid y en 1977 se licenció. Posteriormente, ejerció la abogacía durante un tiempo.
En el año 1983 dirigió el Aula Cultural del Ayuntamiento de Madrid y un año más tarde pasó a ser el director del Centro Cultural de la Villa de Madrid (actualmente con el nombre de Teatro Fernán Gómez), cargo que ocupó hasta el 1987.
Desde 1987 hasta nuestros días colabora con relatos y artículos en algunos medios de comunicación. Y desde 1995 hasta la actualidad se dedica exclusivamente a su actividad literaria.
Antonio ha ganado varios premios como por ejemplo en el año 2005 ganó el Premio Fernando Lara de Novela con "El secreto del rey cautivo".

Ya no me extiendo más y dejo a Antonio Gómez responder a las preguntas de SuperLectorAlfa.

1. De pequeño, ¿te gustaba leer o era algo que no entraba en tus aficiones y preferías hacer otras cosas?

Resp. Me gustaba leer y escribir pequeños poemillas, poesías infantiles. Ya no lo recuerdo, pero escribir poesías me encantaba. No sé cómo empezó aquella afición.

2. ¿Quién te inculcó la pasión por las letras?

Resp. Creo que nadie. Fue una afición personal, espontánea. Luego, cuando empecé a leer novelas en la adolescencia, se me abrió una visión nueva, más madura podríamos decir, de la literatura. Y ahí empezó todo.

3. ¿Te acuerdas del primer libro que cayó en tus manos o uno de los primeros?

Resp. No. Pero supongo que sería “Edad prohibida” o alguna de aquellas novelas de los sesenta, setenta. Y “Las mil mejores poesías de la lengua castellana”, de ese sí que me acuerdo.

4. Aparte de escritor, eres abogado si no me equivoco. ¿Sigues ejerciendo como abogado o ya es algo que lo tienes aparcado?

Resp. Fui abogado activo solo dos años. Nunca me gustó. Ejercí nada más licenciarme, a finales de los años 70. Después nunca más.

5. Durante tu trayectoria como escritor has ganado diversos premios como son el Premio Fernando Lara de Novela, el Premio Independencia, Premio de la Asociación de Libreros de Cartagena, el Premio Ducal de Loeches, el Premio Valencia de Novela Negra, entre otros. De estos premios, ¿cuál te hizo más ilusión ganar o todos te hizo la misma ilusión?

Resp. Cada uno en su momento. Me gustó recibirlos, pero ilusión, lo que se dice una gran ilusión, creo que ninguno. Para mí siempre fueron motivo para compartir mi trabajo con más lectores, llegar a nuevos lectores y que conocieran mi obra, pero la ilusión tiene más que ver con la vanidad o la sorpresa y casi nunca fue el caso.

6. ¿En qué momento dijiste de empezar a escribir?

Resp. Siempre escribí, como decía. Pero hacer de ello algo más que una afición, o una vocación, no fue hasta el final de los años 80, cuando hice de ello mi profesión.

7. ¿Quién o quiénes son tus referentes en el mundo literario?

Resp. Hay muchos referentes, muchísimos. No tengo un listado ni una jerarquía. No reconozco ninguna influencia clara, aunque haya autores de los que leo toda su obra, como Dostoievsky, García Márquez, Landero…

8. Aparte de novelas, ¿qué otras cosas has hecho con relación a la escritura?

Resp. Relatos, ensayos, conferencias, prólogos, artículos periodísticos… casi de todo. También me gusta la fotografía, y el dibujo. Y guiones de cine, obras de teatro… No sé, creo que he tocado todas las cuerdas de la guitarra, aunque sea la novela el género en el que me encuentro más cómodo.

9. También tienes el honor de que algunas de tus obras han sido traducidas a varios idiomas, ¿qué se siente cuando te dicen que una obra tuya va a ser traducida en otro idioma?

Resp. Al principio me interesaba mucho, y me producía una enorme satisfacción tener lectores en otros países. Aquello de ampliar lectores de lo que antes hablaba a propósito de los premios. Ahora ya, tal y como están las cosas, no me produce grandes emociones.

10. A la hora de escribir, ¿te paras a pensar en cuál va a ser tu público objetivo o lo ves según la marcha?

Resp. No lo pienso. Solo busco encontrar una buena historia y contarla de la mejor manera posible. Luego viene el impredecible momento de conectar con unos lectores u otros. Nunca se sabe.

11. ¿Con qué obra debutaste como escritor? ¿Cuánto tiempo te llevó?

Resp. Publiqué varios libros antes de encontrar el libro que, para mí, constituyó el arranque de lo que soy hoy como escritor. Fue “La leyenda del falso traidor”, en 1994. Los libros anteriores, diez o doce, fueron, digámoslo así, ensayos para llegar a mi primera novela importante. Una novela que tardé tres años en escribir y que tuvo muchas ediciones, incluida una edición de quiosco. Todavía la encuentro por ahí, de vez en cuando.

12. ¿Qué género literario es tu favorito? ¿Por qué?

Resp. La novela, ya lo he dicho. Me parece el género que da más libertad de creación y que permite abordar cualquier tema, desde los más íntimos a los más generales. Además, permite convertir la literatura en compromiso, por antiguo que parezca eso.

13. Para escribir "El último goliardo", ¿en qué te basaste para escribirlo?

Resp. En nada en especial. Fue mi primera novela y surgió de un tirón, divirtiéndome mientras la escribía. La narrativa erótica es la más divertida de escribir.

14. En "El último goliardo", ¿a qué se deben de enfrentar los personajes?

Resp. A la hipocresía, que es algo a lo que debemos enfrentarnos los seres humanos siempre, sea cual sea el momento histórico. Igual en el siglo XV que en la actualidad. Hay una gran diferencia entre lo que decimos defender y lo que hacemos cuando creemos que nadie nos observa. Ese sí que es un auténtico pecado capital. Pero quizá tenga que ver con la contradicción entre la libertad que todos buscamos y lo que la sociedad nos consiente. Las apariencias, las perversas apariencias… 

15. Tu libro "La leyenda del falso traidor", ¿está basado en hechos reales?

Resp. Es una versión libre de la vida de Bruto. No es verdad pero, dada la enorme documentación en que me apoyé, es una versión verosímil. Me gustan los malditos de la Historia: Bruto, José Bonaparte…


16. El lector, ¿qué se puede encontrar en "El alma de los peces"?


Resp. Una novela sencilla sobre el movimiento más complejo de la historia reciente: el origen del nazismo y de los fascismos en Europa. Esa dualidad, sencillez y complejidad, es el mérito mayor que adjudico a la novela. Me gustó mucho escribirla y luego me sentí satisfecho con el resultado.

17. Para no alargar demasiado la entrevista, damos un salto al 2016 cuando escribiste "Madrid, la novela". En este libro, ¿tratas toda la historia que tiene Madrid o es una novela de ficción con Madrid de fondo?

Resp. Es la historia de Madrid contada a través de tres sagas familiares. Una novela sobre Madrid desde su creación como ciudad hasta la actualidad, más de cinco siglos. Como madrileño, me pareció imprescindible escribirla, ya que ningún colega la escribía. Una novela necesaria, porque no se había escrito; única, porque no hay otra igual, lo contrario que Londres, París o Nueva York, escritas por Rutherfurd; e imprescindible, porque Madrid merecía y necesitaba una novela. Madrid ya tiene su novela. Por fin.

18. ¿Qué es más fácil o qué presenta menos dificultad: hacer teatro o cine? Porque tengo entendido que también has hecho obras de teatro y guiones de películas.

Resp. A mí me parece más difícil el teatro. Las obras que he escrito, lo he hecho en soledad; en cambio, los guiones, los escribí con Berlanga, y esa es mucha ventaja. Así es fácil escribir, claro.

19. ¿Qué ha sido lo mejor que te ha pasado en tu larga trayectoria literaria? 

Resp. Las cartas y mensajes de los lectores. Alguno especialmente emocionante porque hay quien le ha cambiado la vida con la lectura de una u otra novela mía. Eso es impresionante, y a la vez te carga con una gran responsabilidad que te obliga a pensarlo todo mucho.

20. ¿Y lo menos bueno?

Resp. El lento aprendizaje entre lo que pensabas que era el mundo literario, el mercado, y lo que luego es en realidad. También aquí casi todo es mentira. Solo la historia dicta lo que merece la pena como arte y lo que no la merece. Opino que una obra es buena o mala, necesaria o intrascendente, después de cien años desde su publicación. La prueba está en las poquísimas obras que atraviesan los tiempos. El presente puede regalarnos caramelos para endulzar la vanidad, pero solo el futuro dictamina si somos escritores o emborronamos páginas. Yo dudo de todo, hasta de mí mismo, por supuesto.

21. ¿Qué consejo le darías a aquellos que quieren empezar a andar dentro del mundo literario y que, por diversas razones, todavía no dan el paso?

Resp. Ninguno. Que cada cual haga lo que crea que tiene que hacer. Ahora todo el mundo tiene una novela, o un proyecto, bajo el brazo. Se publica todo, de todo, y la mayoría no llega a las mesas de novedades o no pasan en ella más de un par de semanas. Se publican 45 novelas diarias, según los datos oficiales; 19.000 novelas al año de los casi cien mil títulos anuales de todos los géneros. Así pues, que cada cual decida si quiere entrar en este mundo de locos.

22. Para acabar con la entrevista, la gente que quiera conseguir algún libro tuyo, ¿de qué modo lo puede hacer?

Resp. Librerías y plataformas digitales. Por ahí están los últimos y los anteriores. O eso me dicen.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

ENTREVISTA A BRUNO PUELLES


Buenos días lectores. ¿Cómo va la semana? Hoy miércoles día 15 de noviembre tenemos con nosotros a Bruno Puelles.
Pero...¿quién es Bruno? Bruno nació en Madrid allá por el año 1990. Aparte de escribir, entre los libros que ha escrito se encuentra: Concierto para orquesta invisible, Inquebrantables y Cuento de Otoño, también es dramaturgo con seis obras teatrales estrenadas hasta el momento por distintas compañías de Tenerife y Madrid. Además de todo esto, Bruno Puelles es un entusiasta de la ciencia ficción, los perros, entre otras cosas.

Llegados a este punto es el momento de dejar que Bruno responda a las preguntas realizadas por SuperLectorAlfa.

En primer lugar quiero darte las gracias por aceptar la entrevista para el blog SuperLectorAlfa.

Gracias a ti por contactar conmigo y por hacerla.

1. Cuando te mandaban en el colegio a leer los libros típicos que suelen poner los colegios para los encuentros con el autor, ¿te gustaba leer esos libros o te aburrían, pero los leías porque no había más remedio que leerlos?

Resp. Algunos no me gustaron, otros me encantaron. No soporté La familia de Pascual Duarte, de Cela, por ejemplo, y Effie Briest de Fontane se me hizo pesadísimo. Mis amigos y yo aún bromeamos con esa novela como sinónimo de lo más denso que uno puede imaginarse. Sin embargo, me fascinó toda la obra de Kafka (hice trabajos en la universidad sobre este autor posteriormente). También me gustaron The Giver, de Lowry, y Of mice and men, de Steinbeck. Y Luces de bohemia de Valle-Inclán me volvió del revés. Estuve pesadísimo con esa obra, no sé cómo me aguantaban mis compañeros.


2. ¿Quién te inculcó la pasión por las letras?

Resp. Mi familia. Mis padres son muy lectores, así que mis hermanos y yo también.


3. ¿En qué momento dijiste de empezar a escribir y lanzarte al mundo literario?

Resp. Desde pequeño inventaba historias jugando, así que cuando aprendí a leer y a escribir, las empecé a poner sobre el papel también. No fue una decisión, sino más bien una consecuencia natural de aprender el alfabeto. En el ordenador de mi padre no sabía poner espacios, así que escribía cuentos y cartas con todas las palabras seguidas. Poco a poco he ido perfeccionando mi técnica y ahora, como ves, pongo un montón de espacios.


4. Hasta el momento, ¿cuántos libros has escrito?

Resp. He escrito un montón. Si llevo desde que aprendí el abecedario, pues imagínate. Tengo un montón de cuadernos llenos de caligrafía de niño pequeño y otros tantos documentos de Word de historias adolescentes. Son terribles, claro, sobre todo estas últimas. Novelas terminadas tengo como veinte o más, no sé. Ahora, si me preguntas cuántas dejaría que otra gente leyera... ¡ya son menos! Toda esa cantidad de páginas escritas son sólo práctica, experimentos que se hacen como escritor para ir aprendiendo, no todo es salvable (y no pasa nada, para eso son las prácticas). La mejor de mis novelas es en cualquier caso la que estoy escribiendo justo ahora, claro...


5. He visto que en el 2017 han salido varios, ¿cómo has conseguido publicar varios libros en el mismo año?

Resp. ¡No ha sido queriendo! Ha sido casualidad. Me contactaron a finales de 2016 dos editoriales casi a la vez, Bde Books interesada en Inquebrantables, que había escrito ese mismo año, y Tandaia preguntando por Concierto para orquesta invisible, que escribí en el 2010 y he estado corrigiendo y puliendo desde entonces. Ya ves, seis años de diferencia entre las dos y aun así salieron publicadas el mismo mes. Y la tercera, Cuento de otoño, era la que estaba escribiendo justo entonces. La ha publicado también B de Books.


6. Empecemos hablando de "Inquebrantables", ¿en cuánto tiempo lo escribiste?

Resp. En muy poco, unas dos semanas. Te cuento mi truco: Me había roto un pie y estaba obligado a quedarme en la cama, completamente inmóvil. Así que estaba solo todo el día, porque mis compañeros de piso trabajaban. Fueron dos semanas, sí, pero dos semanas de dedicación absoluta a la novela. No hice nada más, salvo dormir poco y mal porque me dolía el pie. La ironía es que en la novela mis personajes se pasan la vida corriendo, andando, saltando y haciendo todo lo que a mí me era imposible entonces.


7. He tenido la oportunidad de, mientras estaba perfilando esta entrevista, leer la sinopsis del libro. Y tengo que decir que me gusta, ¿en qué género literario meterías el libro?

Resp. Escribí Inquebrantables para participar en un certamen de novela romántica, pero yo como lector soy más de ciencia ficción, fantasía y aventuras. Así que casi sin yo quererlo la novela tiró en esa dirección. Al final ha quedado una combinación de géneros rara: Hay romance y tiene muchas de las caracterísiticas de la novela romántica, transcurre en un futuro post-apocalíptico y tiene algunos rasgos de ficción especulativa, aunque sólo en planteamientos y sin profundizar en la ciencia, y mantiene un ritmo rápido de novela de aventuras. Así que un poco de las tres, supongo. En la portada pone Romance y ciencia ficción, ¡ya ves!


8. La protagonista tiene un objetivo claro y es ser piloto, una vez que logra ese objetivo, ¿a qué se debe enfrentar?
Resp. Ella es piloto y quiere participar en una misión importante y peligrosa. Se enfrenta a un ámbito de trabajo predominantemente masculino, en el que tiene que sacar las garras para que no se la ningunee o infravalore. Y después descubre que la misión de la que forma parte tiene objetivos secretos, que muy pocos de la tripulación de la nave conocen... ¡No puedo decirte más!

9. El libro de "Inquebrantables", ¿hace un guiño a la lucha constante entre la lealtad a alguien y la traición a esa persona?
Resp. Creo que lo que se retrata en Inquebrantables son más bien los errores en los que se puede caer al juzgar rápido, al creernos que alguien o algo es lo que queremos que sea, lo que nos hemos imaginado, en lugar de lo que es. Olivia, la protagonista, juzga deprisa y después lo lamenta en algunas ocasiones durante la novela.

10. Para describir las características de los personajes de "Inquebrantables", ¿te basaste en gente real o te inventaste esas características?
Resp. Me las inventé. Me lo he tenido que pensar, porque es verdad que algunos personajes heredan rasgos de personas que conocemos o de nosotros mismos, pero en esta novela yo al menos no soy consciente de ello.

11. Pasamos ahora a "Cuento de otoño". ¿Por qué la gente del pueblo que aparece en el libro pasa completamente de la chica que quiere que mejore el estado de salud de su padre?
Resp. Es impopular entre la gente de su edad por su aspecto físico y por su torpeza. Y esto provoca en ella una inseguridad que tampoco resulta atractiva. De hecho, unas chicas empiezan a llamarle "Patito" cuando eran niñas y, años después, todo el mundo la llama por el mote. Incluso su padre, aunque lo hace sin maldad.

12. Para escribir "Cuento de otoño", ¿te basaste en algún bosque real?
Resp. No. En el mundo de Cuento de otoño, los seres humanos conviven con espíritus de la naturaleza, volátiles y muy peligrosos, que transitan entre planos. Durante las estaciones cálidas evitan el mundo humano, así que las personas pueden vivir sin preocupaciones... En otoño e invierno, los espíritus regresan y los humanos deben quedarse dentro de sus ciudades y pueblos, sólo allí están a salvo. Los problemas empiezan en Cuento de otoño cuando alguien sale al bosque... y ya ha acabado el verano. Pero aunque la trama empieza en un pueblo junto al bosque, el resto de la historia no se desarrolla allí.

13. ¿En qué lugar se desarrolla la trama de "Cuento de otoño"?
Resp. Cuento de otoño narra el viaje de Patito por los distintos mundos fantásticos, intentando aprender sus normas y lidiar con las criaturas que viven en ellos, para encontrar la cura a la enfermedad de su padre. Así que la historia no se desarrolla en un sólo lugar.

14. El tema de fondo que has querido plasmar en "Cuento de otoño", ¿cuál es? Pienso que, en cierto modo, se trata la constancia que hay que tener para conseguir los objetivos que una persona se pueda proponer.
Resp. Sí, en cierto modo es eso. También es la superación personal, la capacidad de sobreponerse a las inseguridades propias para ayudar a alguien querido. Otro tema subyacente es la necesidad de hacer un poco menos de caso a lo que "la gente" dice sobre nosotros, sobre todo si lo hace sin saber o con ánimo de hacer daño. Es difícil conseguir que esto no te importe, y a Patito al principio de la novela le resulta imposible.

15. Por último hablemos de "Concierto para orquesta invisible". ¿Por qué tipo de circunstancias tiene que pasar el protagonista llamado Quim para prosperar en la vida? ¿Cómo es la vida de Quim?
Resp. La vida de Quim es un desastre, él mismo lo piensa. Está peleado con su familia, vive de alquiler en un sótano sin baño ni cocina y trabaja por la noche en una cadena de comida rápida. No tiene ambiciones ni sueños ni nada que le dé ánimos para seguir adelante, sólo a su amiga Emilia, que quiere ayudarle sea como sea.

16. Quim cuenta con ayuda de una persona llamada Emilia que tampoco tiene las cosas claras, ¿por qué si, Emilia no tiene las cosas claras, es capaz de ayudar a Quim quien también tiene muchas dudas de cara al futuro?
Resp. Porque Emilia sí tiene la motivación para buscar soluciones, no está tan quemada como Quim. También tiene más apoyos que él, amigos y familia. Y no tiene el agua al cuello con el tema del dinero, porque sus padres la ayudan, eso también favorece que pueda pensar productivamente en lugar de centrarse en la supervivencia. Ella no tiene las cosas claras porque ha acabado la carrera pero no encuentra nada de trabajo, siente que todas las puertas a las que llama están cerradas. A casi todos nos suena esa experiencia, ¿no?

17. Este libro de "Concierto para orquesta invisible", ¿cuánto tiempo te llevó a escribirlo?
Una imagen de la presentación de "Concierto para orquesta
invisible" en una librería de Madrid.
Resp. Unos tres o cuatro meses. Escribo rápido porque lo suelo tener todo planeado y no cuento el tiempo que me llevó inventar la historia y hacer los esquemas, igual estoy haciendo trampas. Pero lo que es escribir, desde la primera palabra hasta la última, eso, unos tres o cuatro meses. Fue en otoño de 2010, cuando acababa de formar mi compañía de teatro en Madrid, así que el teatro tiene una presencia importante en la novela. 

18. Con todo lo que has escrito, ¿te has presentado a algún concurso literario?
Resp. Sí, pero sólo he ganado uno en mi vida. Cuando tenía ocho o nueve años, participé en un certamen con motivo de la Feria del Libro y me editaron mi cuento en el periódico. Ese ha sido el momento de gloria de mi trayectoria como escritor, desde entonces, nada, no he ganado nada. Ya lo tengo más o menos aceptado, que lo que yo escribo no gana concursos. Aunque me sigo presentando porque, oye, de ilusión también se vive.

19. Si te dieran a elegir entre un libro en papel y uno en formato digital, ¿con cuál te quedarías? ¿Por qué?
Resp. Me quedaría con el libro en papel, porque me gusta tener el objeto físico. Esto suena muy antiguo porque hoy en día todo es digital, pero qué le voy a hacer. Los libros que más me gustan procuro tenerlos en papel.

20. A la hora de ponerte a escribir, ¿tienes alguna manía como por ejemplo ponerte música o ponerte a escribir en algún lugar específico de la casa?
Resp. Tengo dos manías: Me gusta tener una taza de té cerca, aunque cuando me meto en la historia se me olvida que está ahí y se me queda fría. Ahora mi gato se ha empeñado en beber de mi taza y tengo que estar pendiente de que no lo consiga, una dificultad más. También escucho música, no siempre, pero casi. Y no me importa mucho el sitio donde escriba. En casa suelo estar siempre en mi mesa, pero también me llevo el portátil por ahí y escribo en cafeterías o en cualquier lugar. Cuando no tengo tiempo (trabajo en el ámbito del teatro y siempre faltan horas en el día), escribo en los trayectos en metro. El curso pasado bromeaba con mis amigos diciendo que el tren era mi despacho.

21. ¿Quién o quienes son tus referentes en el mundo literario?
Resp. Muchísimos. Leo un montón y por suerte me he topado con un montón de novelas y autores que me han impresionado. El último (y aun estoy leyendo todo lo que voy consiguiendo suyo) es Ian McDonald.

22. ¿Qué es lo mejor que te ha pasado desde que estás en el mundo del escritor? ¿Y lo menos bueno?
Resp. Lo mejor ha sido recibir los comentarios e impresiones de los lectores, tanto conocidos como desconocidos. Sobre todo cuando hacen interpretaciones de la historia en las que yo no había pensado o comparten cosas con los personajes, creando su propia relación con ellos, sin que yo tenga nada que ver. Cada lector que hace a los personajes suyos los convierte en más reales. Me encanta. Lo menos bueno... las dudas, supongo, la incertidumbre, los momentos en los que te preguntas si no sería más sensato invertir tiempo y esfuerzo en un camino más fácil. Aunque luego sigas escribiendo.

23. ¿Qué consejo le darías a aquellas personas que quieren empezar a dar sus primeros pasos en el mundo literario pero que no se atreven por miedo a no ser publicados o por alguna otra circunstancia?
Resp. No es tanto un consejo como una idea, pero a mí me ayuda: A escribir se aprende escribiendo. Y todo lo que escribas, incluso aunque no le guste a nadie (ni a ti), sirve para aprender y mejorar la siguiente vez. A mí me sirve leer mucho e intentar distinguir qué es lo que hacen los autores a los que admiro para lograr impresionarme, luego veo cómo puedo seguir su ejemplo o aprender su técnica. No significa que lo vaya a usar tal cual en mis novelas, pero sí voy a ampliar horizontes, a averiguar si me funciona o no y qué resultados obtengo. Y así voy probando y probando.

24. Para terminar la entrevista, la gente que haya leído esta entrevista y que esté interesada en leerse algún libro de los tuyos, ¿de qué modo lo pueden conseguir?
Resp. Concierto para orquesta invisible (Editorial Tandaia) puede conseguirse en cualquier librería, sólo hay que pedirlo.
Inquebrantables y Cuento de otoño (B de Books) están ambos en Amazon y El Corte Inglés.
Y finalmente los tres están en la web de La Casa del Libro, basta con poner mi nombre (Bruno Puelles) en el buscador y aparecen los tres.

Muchas gracias nuevamente y desde SuperLectorAlfa te deseo la mejor de las suertes de cara al futuro y espero que sigas escribiendo muchos libros más. Ha sido un placer.
Muchas gracias a ti, el placer es mío. Y gracias a todos los que hayan leído la entrevista. Si queréis charlar conmigo, saber qué ando haciendo o preguntarme cualquier cosa, buscadme en Twitter (@brunoenserio) o en Facebook (Bruno Puelles).